Arte

Últimas tendencias de todas las manifestaciones del arte

Las misteriosas leyendas de los duendes que viven bajo la tierra de Islandia
Las misteriosas leyendas de los duendes que viven bajo la tierra de Islandia

Las misteriosas leyendas de los duendes que viven bajo la tierra de Islandia

En Islandia se les conoce como huldufólk, que en realidad quiere decir personas ocultas, pero estas entidades son relacionadas con duendes o elfos, muy parecidas a los humanos pero de menor tamaño, viven debajo del suelo y no les gusta que las personas los vean, aunque algunos presumen de haber presenciado algunas apariciones.

Leyendas

Hay dos leyendas que hablan del nacimiento de los huldufólk, en la primera historia, su origen se remonta a un período de tiempo anterior al surgimiento del hombre. La historia se desarrolla en el Jardín del Edén, donde Dios viene a visitar a Adán y Eva un día y les pide conocer a sus hijos. En ese momento Eva los estaba bañando, avergonzada de mostrarle a Dios los sucios, ella los escondió y sólo le mostró a los que estaban limpios. Entonces Dios le preguntó a Eva si había más de sus hijos a los que no haya conocido aún, Eva respondió "no". Dios, sin embargo, siendo omnisciente, sabía lo que estaba sucediendo y declaró que aquellos que habían estado escondidos también estarían ocultos al hombre. Como resultado, los "niños sucios" se convirtieron en los primeros huldufólk.

 

La segunda historia es sobre un viajero que se perdió una noche encontró con una granja, en donde vivía una anciana que lo invitó a cenar y le presenta a sus hijas. El viajero fue invitado para pasar la noche y él preguntó a la anciana si una de las hijas de la mujer podía hacerle compañía, la anfitriona aceptó. En la cama, el viajero intentó abrazar a la joven, pero sus manos la atravesaron. El viajero preguntó qué estaba pasando y le contaron la historia de los huldufólk: estas criaturas nacieron tras la revuelta de Lucifer en el cielo, ellos no apoyaban, ni se oponían al Diablo y sus secuaces. Como resultado de su neutralidad, los huldufólk fueron conducidos a la tierra y obligados a vivir en las rocas y las colinas.

Otro mito bien conocido en Islandia es sobre la relación que tienen los bebes con los traviesos duendes; si alguna mujer que espera a un hijo llega a hablar mal de los duendes o a maltratar sus casas, los duendes intercambiaran al bebe por un huldufólk, si al cabo de unos meses el bebe se muestra con mal carácter y poco crecimiento, lo más seguro es que se trate de un huldufólk.

Apariciones

Para un gran porcentaje de pobladores de Islandia, los huldufólk no son simplemente personajes mitológicos o sobrenaturales, incluso hay quienes afirman que tienen la capacidad de ver y comunicarse con estos duendes, especialmente en Hafnarfjörður, que se considera la "capital de los elfos" en Islandia.

El cariño y respeto a esta creencia es tal, que además de que es común ver pequeñas casas de madera (alfhol) e iglesias para los duendes (las personas en Islandia se han dado a la tarea de edificar iglesias para duendes con el fin de convertir a los huldufólk al cristianismo), ha habido más de una ocasión en las que estas han determinado el rumbo de carreteras o proyectos de construcción para los humanos.

 

Casas e iglesias para duendes

Un ejemplo es una carretera que pretendía unir la península de Alftanes al suburbio de Gardabaer. La carretera atravesaba algunas construcciones de duendes, incluida una pequeña iglesia debajo de una roca dentada de aproximadamente 4 metros. Para poder “mediar” la negociación de este proyecto se requirió la ayuda de una vidente. Al final se acordó que el proyecto continuaría, siempre y cuando la iglesia de los duendes fuera trasladada cuidadosamente a un nuevo sitio. Este es un caso en el que se dice que se llegó a una solución pacífica entre los seres humanos y el huldufólk. Sin embargo, también hay historias en las que a pesar de que se sabe del espíritu pacifico de los duendes, se cree que los huldufólk tomaron fuertes represalias contra la destrucción de sus hogares al hacer que ocurrieran cosas malas, como el colapso de nueva maquinaria y accidentes en el lugar de trabajo.

Tradiciones

Se dice que cuando más salen los duendes de sus casas es en los días de fiesta como Año nuevo, la noche de Reyes o la noche de Navidad, incluso muchas personas organizan hogueras especialmente para ellos. También es una costumbre islandesa limpiar la casa y dejar comida para los huldufólk en Navidad. Otro evento importante sucede algunas noches de verano en las cuales algunos huldufólk dejan grandes regalos, aunque se dice que si las personas los rechazan, los duendes les recompensarán con obsequios mucho mejores.

Escuela de duendes

Evidentemente los huldufólks no son sólo una creencia arraigada y la base de muchas tradiciones en Islandia, también son un gran atractivo turístico. Para todos los interesados en este tema existe la escuela Elf en Reykjavik, la cual ofrece cursos breves sobre folklore, duendes, hadas, trolls, enanos y demás tradiciones islandesas. La escuela explica la diferencia entre 13 tipos de duendes, también ofrece un recorrido por los hábitats de los huldufólk e incluso otorga un diploma a todos sus estudiantes.